Cómo ayudar a un amigo cuando más lo necesita

Los amigos, un gran apoyo

Ayudar a un amigo - psicologos barcelonaLa amistad es uno de los vínculo afectivos más fuertes que existen. En muchas ocasiones los amigos se convierten en los mayores puntos de apoyo para nosotros, más incluso que la familia. Cuando la relación es duradera y existe un compromiso de confianza y sinceridad inquebrantable, se pueden convertir incluso en nuestros mejores confidentes. Se trata, por lo tanto, de una relación de simbiosis, en la que en algún momento tendremos que ayudar o pedir ayuda a un amigo.

Cuando nos sucede algo malo, cuando un asunto nos preocupa o no sabemos cómo actuar en alguna situación, recurrimos a ciertas personas que nos puedan aportar ayuda. Es en los momentos difíciles en los que necesitamos rodearnos de la gente que mas nos quiere, y un amigo de verdad es alguien que siempre va a estar ahí. Es alguien a quien le importamos, que quiere lo mejor para nosotros y que, por lo tanto, buscará la manera de ayudarnos, aconsejarnos y hacernos sentir mejor en todo momento.

Poder contar con un amigo de confianza siempre va a tener para nosotros grandes beneficios. Conectar con alguien que nos valora y nos quiere nos ayuda a poder superar ciertas situaciones de la vida, además de que nos aporta la libertad de poder mostrarnos con esa persona tal y como somos realmente, sin barreras y sin tener que ocultar cómo nos sentimos.

¿Qué podemos hacer para ayudar a un amigo?

Ayudar a un amigo que lo está pasando mal por ciertas circunstancias no siempre es fácil.

Siempre se intenta actuar y aconsejar de la mejor forma posible y con la mejor intención. Al querer siempre lo mejor para un amigo, intentamos buscar la manera de que deje de sufrir y se encuentre bien en el menor tiempo posible. Sin embargo, no siempre es tan fácil como parece y resulta más complicado de lo que se pensaba. A veces los problemas son más complejos y pueden escapar a nuestro entendimiento y control.

Por ello, es siempre muy importante respetar el malestar de la persona y evitar querer hacerle sentir bien rápidamente, ya que en la mayoría de los casos resulta contraproducente. Nuestro amigo desearía estar y encontrarse bien desde el primer momento, si pudiera hacerlo lo harí,a pero no es capaz de conseguirlo. Por lo tanto, decirle que no se agobie y que intente estar bien, puede resultar más negativo y aumentar su nerviosismo y malestar. Probablemente esté experimentando numerosas emociones negativas y no sepa cómo afrontar el problema ni qué hacer para solucionarlo. Necesitará su espacio y tiempo para reflexionar, por lo que lo que más ayuda en estos momentos es saber escuchar y prestar apoyo emocional.

Recomendaciones a la hora de prestar ayuda a un amigo

¿Ofrecer consejos o simplemente escuchar?
Ayudar a un amigo - psicologos barcelona

Para poder ofrecer ciertos consejos a un amigo, lo principal es saber escuchar primero. Es decir, si deseamos que nuestro amigo nos escuche y acepte nuestros consejos, primero necesitamos que él/ella también se sienta escuchado. Escuchar nos permite conectar con las emociones de los demás, es el principio más básico de la empatía. Solo así podemos entender y comprender cómo se siente la persona e intentar formular consejos que le ayuden. Además, si una persona se siente escuchada se mostrará también más receptiva a escuchar a los demás, por lo que atenderá mejor a nuestros consejos y estos resultarán más efectivos.

¿Ser sinceros o mantenerse neutrales?

Cada uno de nosotros somos diferentes, por consiguiente también lo serán nuestros problemas. En este sentido, todo dependerá de cada contexto. Es decir, la manera que tiene cada uno ayudar a un amigo - psicologos barcelonade enfrentarse a las dificultades de la vida puede variar y siempre debe ser respetado. Dependiendo del tipo de problemática puede que sea mejor ser sinceros y opinar para ofrecer una visión distinta del problema, aunque siempre desde el respeto y sin juzgar a la persona. Sin embargo, en otras ocasiones puede que la persona solo busque sentirte acompañada, apoyada y escuchada.

¿Tratar de minimizar el problema o darle la importancia que merece?

Uno de los errores más comunes que se pueden cometer de forma no intencional es minimizar el problema. Se debe tener siempre en cuenta que para la otra persona es algo importante, ya que si no no estaría pasando por ese mal momento. Por lo tanto, nuestro deber es ser capaces de empatizar para entender su importancia. De lo contrario, la otra persona puede que no se sienta comprendida y decida dejar de contar con nuestro apoyo.

Qué cosas NO hacer al intentar ayudar a un amigo

Como ya hemos comentado ayudar a un amigo con un problema, dependiendo de la situación, puede resultar más complicado de lo que parecía. La impotencia de ver sufrir a una persona que queremos puede hacer que nos dejemos llevar por las emociones y actuemos, en ocasiones, erróneamente sin tener la intención de hacerlo. 

Algunos de los errores que más solemos cometer y que debemos intentar evitar son: intentar convencer a la persona de que tiene que estar bien, querer que tome ciertas soluciones que puede que no sean las correctas, insistir en que hable de sus problemas; enfadarnos o criticar y reprochar su actuación, restarle importancia a sus emociones etc.

Se trata de un tema delicado y evitar esos errores es crucial para que la relación no se vea dañada ni perjudicada. Debemos prestar ayuda siendo capaces de hacer que la persona se sienta comprendida, respetada y no juzgada ni criticada. Porque de lo contrario la persona se puede sentir dolida y la amistad puede verse afectada si la persona decide distanciarse o cambiar su concepción respecto a la relación de amistad.

ayudar a un amigo - psicologos barcelonaCUÁNDO RECOMENDAR AYUDA PROFESIONAL

Hay ocasiones en las que nuestra ayuda puede que no sea suficiente, que las soluciones que proponemos no sean las adecuadas y que nuestro amigo necesita de otros recursos para afrontar su preocupación. Cuando la situación de malestar se alarga en el tiempo y nuestro allegado no consiga mejorar o salir por sí mismo del problema, es cuando lo más recomendable es aconsejarle que busque ayuda profesional que pueda proporcionarle los recursos y estrategias necesarias para enfrentarse a su problema y encontrar una solución.

Autor: Equipo Clínico Instituto Barcelona de Psicología


Contamos con centro en Madrid y Barcelona. Puedes contactar con nosotros a través de los siguientes teléfonos: 
Madrid 📞 91 091 4383 | Barcelona 📞 93 100 4963
En caso de no poder acudir a ninguno de nuestros centros, podrás realizar la consulta por videollamada.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×