Evitar la culpa y aprender a decir “no”

La culpa: Claves para detectarla y aprender a decir que no.

La culpa Psicologos BarcelonaLa culpa es un sentimiento que suele aparecer de la mano de la inseguridad. Algunas personas no saben rechazar peticiones sin sentirse culpables. Desde nuestro equipo de Psicologos Barcelona te daremos algunas claves y recomendaciones para aprender a decir que “no” sin sentir culpa por ello.

¿Por qué nos sentimos culpables en algunas situaciones?

El sentimiento de culpa. Las personas nos sentimos culpables cuando creemos que no nos estamos comportando de manera adecuada. Si consideramos que estamos haciendo algo malo o si no hacemos algo que consideramos que deberíamos hacer. En la mayoría de las situaciones, detrás de un sentimiento de culpa hay creencias del tipo “Debería”. Todos tenemos creencias acerca de cómo deben hacerse las cosas. Así como de lo que es correcto y de lo que está mal.

Con bastante frecuencia, los demás nos piden que hagamos cosas por ellos que nosotros no queremos hacer. En esas situaciones las personas que necesitan irracionalmente la aprobación de los demás. Muchas veces no son capaces de rechazar peticiones. En Psicologos Barcelona atendemos frecuentemente este tipo de consultas. Las personas muchas veces para evitar la culpa acaban accediendo. El resultado más común es acabar haciendo cosas que no quieres hacer.  Porque no quieres fallar a la otra persona o que ésta se enfade. Pero éste no es el camino indicado para acabar con la culpa.

Cuando accedemos a una petición porque no hemos sido capaces de rechazarla, es bastante probable que nos sintamos enfadados con la otra persona. El mecanismo de la culpa hace que sintamos que se aprovecha de nosotros. También sucede que nos enfadamos con nosotros mismos. Hagamos lo que hagamos, el resultado es el mismo: nos sentimos mal. Los pensamientos más frecuentes son: “Si rechazo la petición, soy malo. “Estoy fallando al otro”. Y por el otro lado, “si accedo a la petición me siento tonto”.

¿Cómo acabar con la culpa?

Para aprender a rechazar peticiones sin sentirnos culpables debemos detectar y cuestionar algunas creencias que nos lo impiden.

La culpa psicologo barcelonaLos pensamientos del tipo “un buen amigo no puede negarse a hacer lo que le pide el otro”. O “si le digo que no, le fallaré y se enfadará conmigo”. Son las creencias responsables de hacernos sentir culpables.

Saber rechazar peticiones es muy importante para mantener nuestra autoestima y respetarnos a nosotros mismos.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que cuando lo que nos piden no entra en conflicto con nuestros intereses, es positivo que accedamos. Esto contribuye a que nos vean como personas razonables y generosas, que nos interesamos por el bienestar de los demás.

Desde el equipo de Psicologos Barcelona os dejamos con algunos consejos para rechazar peticiones sin sentir culpa.

  1. Piensa antes de acceder. Pregúntate a ti mismo si lo que te piden que hagas entra en conflicto con tus intereses y objetivos.
  2. Ponte en el lugar del otro. Pero no te olvides de pensar en ti y en cómo te afecta acceder a esa petición.
  3. Piensa en cómo te hace sentir y si te perjudica de alguna manera. O si esa petición implica que sacrifiques algo.
  4. Si no lo tienes claro. Pide tiempo para pensártelo.
  5. Expresa la negativa de forma clara y breve. Sin dar rodeos y con un todo amable.
  6. Si la persona que nos pide ese favor es importante para nosotros puede ser conveniente que le demos alguna explicación. Aclarar por qué rechazamos esa petición o expresar nuestros sentimientos siempre es el mejor camino.
  7. Podemos usar la empatía, mostrando comprensión con el punto de vista de la otra persona y sus necesidades.

Si eres una persona que acostumbra a sentirse culpable con demasiada frecuencia es importante que revises tus creencias. Y que empieces a tenerte en cuenta a ti mismo. Un psicologo  puede ayudarte a convertirte en una persona más asertiva. Aprender a ser más flexible y tolerante contigo mismo. A poner límites. Todo esto te ayudará a sentirte menos ansioso y agobiado. Y en definitiva, a sentirte mucho mejor contigo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies