Mitos sobre las relaciones de pareja II

Tal y como comentamos en el anterior artículo, os traemos la segunda parte de esta lista de mitos sobre las parejas que son más comunes en nuestras consultas. Desde psicólogos barcelona esperamos que os resulten útiles:

Mito sobre las parejas nº 9:

Las aspiraciones laborales de uno están por encima del otro

Cada pareja es libre de hacer una valoración sobre qué prioridad se le asigna a cada una de sus “obligaciones” como miembro de la pareja. Las imposiciones nunca funcionan para crear una pareja equilibrada y feliz, por lo que si hay discrepancias se tendrá que negociar qué parte de tiempo dedica cada uno al trabajo, a la familia, a la pareja y a la casa.

 

Mito sobre las parejas nº 10:

Un matrimonio infeliz es mejor que uno roto

Normalmente esta afirmación viene ligada al tema de los hijos. Es posible que romper un matrimonio sin intentar arreglarlo primera sea un error, pero también lo es intentar vivir en un matrimonio de tensión, peleas e infelicidad constante. Los niños deben vivir en un hogar equilibrado, emocionalmente sano, feliz y relajado. Si sus progenitores no son felices difícilmente podrán proporcionar ese sentimiento al resto de los miembros de la familia.

 

Mito sobre las parejas nº 11:

Mi pareja debe saber cómo pienso y siento

Este mito está asociada a la creencia de que una pareja no está formada por dos personas, sino por un solo ente en perfecta sincronía. La realidad es que cada uno es diferente, y aunque encajemos muy bien como pareja, cada uno se ha criado en ambientes distintos, tiene formas de pensar diferentes (aunque puedan ser parecidas) y tiene prioridades distintas. Si deseamos que nuestra pareja haga algo, lo más fácil es que se lo expresemos en voz alta. Eso nos ayudará a que no haya malos entendidos y a que nuestras necesidades se vean bien atendidas, en vez  de dejarlas al azar de una buena telepatía.

 

Mito sobre las parejas nº 12:

La pareja debería ser una sociedad al 50%

Que los dos miembros de la pareja tengan las tareas, responsabilidades y obligaciones al 50% parece la situación ideal. La realidad es que pocas veces el 50% es una partición justa. Por lo general, cada uno tiene un horario distinto, con un tipo de trabajo distinto. Hay quien pasa mucho tiempo fuera de casa, quien tiene que hacer muchas horas extra, quien hace trabajos nocturnos, o físicos mientras que otros tienen media jornada, intensiva, trabajo de oficina, etc. Lo mejor en estos casos es no agobiarse por intentar llegar a todo, ver qué equilibrio se puede establecer respecto al hogar y hablar sobre lo que puede y es capaz de aportar cada uno según las horas que esté en casa.

 

Mito sobre las parejas nº 13:

Tener hijos ayuda a que la pareja esté más unida

Los hijos son una fuente de alegrías y satisfacción, sin embargo, tanto el periodo de embarazo y preparación para la llegada del nuevo miembro de la familia, como la crianza del mismo supone una constante toma de decisiones que puede llevar al desencuentro y al choque entre parejas que están deterioradas. El aumento de responsabilidades, la falta de tiempo para uno mismo, puede hacer mella en nuestra paciencia y fracturar más la relación de pareja. Un hijo nunca puede utilizarse para unir una relación que se está rompiendo.

 

Mito sobre las parejas nº 14:

Las esposas ponen lavadoras y los maridos hacen bricolaje

Aunque es evidente de que con el paso del tiempo se han roto muchos de los estereotipos sobre las tareas del hogar, es cierto que todavía hay muchos hombres que creen que hay ciertas tareas del hogar están fuera de su alcance o de sus competencias, igual que hay muchas mujeres que rehúyen tareas como programar la televisión o arreglar algún fallo del ordenador. Está claro que cada uno tiene ciertas habilidades más desarrolladas y que es habitual y lícito que cada uno se encargue de lo que se le da mejor. De todas formas, nunca deberíamos dejar recaer completamente ciertas cosas en el otro y estar siempre dispuestos a aprender y a que nos enseñen.

 

Mito sobre las parejas nº 15:

Con las parejas puedes descargarte emocionalmente

En ocasiones cometemos el error de descargar nuestras frustraciones diarias en casa y muchas veces con la pareja, alegando que solo con ella pueden ser ellos mismos o que si no pueden desahogarse con esa persona con quién lo van a poder hacer. Lo cierto es que ninguna pareja merece que no se le trate bien o ser el receptor de todas nuestras quejas. En ocasiones se puede llegar al maltrato sin darnos cuenta. La pareja es un apoyo (entre otras cosas) y es normal que esté para nosotros cuando lo necesitemos, pero no podemos abusar de ella, de su paciencia y de su buena fe.

 

Mito sobre las parejas nº 16:

Vivir en pareja es la meta de cualquier persona

Este mito viene vinculado a que el estado ideal de cualquier persona es en pareja, y que una de las metas de la vida y que nos hará feliz es encontrar a nuestra pareja ideal y convivir con ella. Encontrar a esa persona con la que nos sentimos a gusto y con la que queremos compartir muchos aspectos de nuestra vida es bueno, pero nunca hemos de vivir una relación como algo necesario para nuestra felicidad total, sino cómo un aporte a nuestra vida, algo que la enriquezca pero no algo en lo que se base.

 

Si crees que tu relación de pareja está afectada por alguno de estos mitos y necesitáis a algún psicólogo especialista en problemas de pareja, no dudes en pedir información a Institut Barcelona de Psicología. Estaremos encantados de ayudaros e informaros en lo que necesitéis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies