Verano y pareja: cómo evitar los conflictos

verano y pareja - psicologos barcelonaCuando se acercan las vacaciones ponemos muchas expectativas en ellas y en nuestra pareja que a veces no se cumplen. Durante el resto del año cada uno tenemos nuestra rutina de trabajo, preocupaciones y responsabilidades que hacen el tiempo de convivencia sea menor. En cambio, durante las vacaciones tenemos más disponibilidad para estar juntos.

En este sentido, compartir tanto tiempo libre en pareja puede llegar a genera conflictos. Es probable, por lo tanto, que aparezcan más susceptibilidades, peleas o malos entendidos que ocasionan que la relación pueda verse perjudicada.

¿Cómo podemos evitar los conflictos con nuestra pareja durante el verano?

Cuando nos vamos de vacaciones no todo tiene que ser perfecto y debemos tener en cuenta que, en ocasiones, también puede ser un poco estresante. Pueden surgir imprevistos, cambios de planes y eventualidades que no esperábamos o problemas que hacen que la pareja se desilusione y discuta.

Algunos de los conflictos más comunes que surgen en la pareja tienen que ver con mal entendidos, decisiones menores como “qué lugares vamos a visitar”, la gestión de la economía, la rotación de las obligaciones, el tiempo que dedicamos a las tecnologías, etc. Asimismo, también puede ocurrir que, si en la relación ya existe algún roce o resentimiento sin resolver, salga a flote la discrepancia y resurja la tensión en las vacaciones.

verano y pareja - psicologos barcelona

A la hora de decidir dónde ir de vacaciones y qué planes hacen ilusión a ambos miembros de la pareja, algo primordial es que ambos estén de acuerdo y satisfechos con la elección.

Para ello, es necesario tener una buena comunicación y hablar o planificar el tipo de actividades que quiere realizar cada uno, cediendo y respetando los gustos del otro. Y por último, pero no menos importante, debemos aprender a desconectar de nuestras obligaciones y del móvil, y saber disfrutar de nuestro tiempo libre juntos.

De la misma forma, estar de vacaciones no significa tener que hacerlo todo los dos juntos. Es recomendable que cada uno también pueda contar con su espacio e incluso que realicen actividades independientes. Si a uno le gusta hacer más actividades que al otro, no pasa nada por vernos en un rato. Es muy importante la buena comunicación y establecer pequeños acuerdos. Consensuar es la clave, es decir, planificar y pactar los intereses de cada uno, y llegar luego hacer alguna actividad en pareja que puedan disfrutar juntos.

Consejos para disfrutar del verano en pareja

Durante las vacaciones disponemos de un tiempo que normalmente no tenemos el resto del año. No es de extrañar, por lo tanto, que los pensamientos y la atención se centren del mismo modo en aspectos que habitualmente no solemos tener en cuenta.

No debemos olvidar es que de la misma forma que podemos ser capaces de poner el foco sobre lo negativo, también hay que saber puntualizar los aspectos positivos de nuestra pareja.

Es normal que haya ciertos comportamientos o actitudes que en nuestra rutina es posible que no tengamos tiempo de observar y que, cuando si lo hacemos, nos hagan reflexionar e incluso darnos cuenta de que no nos gustan. Sin embargo, esto no es en lo que debemos centrar nuestra atención porque defectos y debilidades tenemos todos. Por lo tanto, tenemos que saber aceptar al otro tal cual es valorando todo lo que aporta a nuestra vida.

Vacaciones con hijos VS vacaciones sin hijos

Si elegimos aprovechar nuestras vacaciones a solas, sin hijos, y queremos que sea algo positivo, deberemos crear un buen clímax en la relación. Esto significa aprovechar la oportunidad para las muestras de cariño, la generosidad, para ser agradecidos, para ser flexibles, etc. Por supuesto que podemos tener intereses diferentes, pero lo importante es siempre llegar a un acuerdo y saber ceder. Por otro lado, si surge algún problema o conflicto es esencial hablarse siempre desde respeto y con asertividad.

verano y pareja -  psicologos barcelonaPor el contrario, si nuestros hijos van a formar parte del viaje tendremos que aprender a relajarnos y a disfrutar en familia, ya que a veces las vacaciones con nuestros hijos pueden ser más complicadas. 

Algunos consejos prácticos que pueden ser útiles son: anticiparles a los más pequeños qué vamos a hacer; enseñarles cómo hay que comportarse en diferentes sitios o con personas; intentar llevar más o menos todos el mismo horario o rutina; distraerles en ciertos momentos con juegos, películas, libros, etc.

No obstante, es importante que busquemos también momentos para estar a solas con la pareja, poder hablar tranquilos, tener intimidad y cuidar la vida sexual.

Debemos tener en cuenta que las vacaciones son para disfrutar y debemos poner toda la ilusión y buena predisposición para ello. Al fin y al cabo se trata de relajarse, desconectar y pasarlo bien.

Si surge algún problema como cambios de planes, agobios, gastos, etc., tenemos que ser flexibles, haciendo pequeños acuerdos con el otro, sin culparnos, escuchándonos y respetándonos para no agravar la situación ni perder el equilibrio. Las vacaciones son un buen momento para redescubrirnos y recordar lo bueno de habernos conocido, lo que nos gusta del otro y seguir juntos.


Contamos con centro en Madrid y Barcelona. Puedes contactar con nosotros a través de los siguientes teléfonos: 
Madrid 📞 91 091 4383 | Barcelona 📞 93 100 4963
En caso de no poder acudir a ninguno de nuestros centros, podrás realizar la consulta por videollamada.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies