Conflictos en la pareja ¿Cómo gestionarlos mejor?

«Mi pareja y yo estamos pasando por un mal momento»…

relacion de parejaToda relación de pareja pasa por diferentes momentos y circunstancias a lo largo del tiempo. Y es normal que surjan conflictos en la pareja. A veces generados por un problema común, por factores externos, por una situación personal de uno de los miembros de la pareja, por no tener una buena comunicación, etc. Las causas que desencadenan un conflicto en la pareja sin duda podrían ser innumerables. 

Sea como sea, tener discrepancias, diferentes opiniones, discutir cuando surge un problema, etc., son cosas casi imposibles de evitar en una relación de pareja. Por ello, lo realmente importante es la manera en que esos conflictos se afrontan dentro de la relación.

Hoy en este post queremos profundizar un poco más acerca de este tema y sobre los conflictos en la pareja. Hablaremos de algunas pautas para detectarlos y cómo gestionarlos. Porque cuando surgen, es esencial encontrar una solución, aprender a ceder y no permitir que se conviertan en un problema mayor. 

Señales de que puede existir conflictos en la pareja

Partimos de la base de que cada pareja es un mundo y lleva su relación de una manera diferente al resto. No existen unas pautas generales que determinen cómo hay que vivir la relación pareja para que ésta sea perfecta. De hecho, la pareja perfecta no existe, es un mito que se ha idealizado.

Pero sí podemos hablar de una serie de señales que pueden alertar de que en la pareja está surgiendo un problema. Sobre todo porque muchas veces no es necesario que exista una «crisis» como tal para sentir que en la pareja algo no está yendo bien.

la relación de parejaAlgunos de los indicadores podrían ser:

    • Uno de los miembros o ambos dejan de tratar a la pareja con cariño y respeto.
    • No realizan planes o actividades juntos.
    • Uno o ambos, sienten molestia por varios aspectos de la relación.
    • Aumentan las discusiones y los enfados.
    • Aparecen los problemas de comunicación.
    • Faltan los encuentros sexuales.
    • Hay ausencia de ilusión por un futuro juntos.
En este sentido, ¿cuáles son los problemas de pareja más habituales?

Una de las situaciones más frecuentes radica en los problemas de comunicación en la pareja. Pero también existen otras causas por ejemplo: aparición de terceras personas e infidelidad, monotonía y aburrimiento, dificultades económicas, conflictos con la familia política, estrés con la educación y crianza de los hijos, tiempo que se dedica a los amigos o el ocio, problemas para conciliar el trabajo y la vida familiar, problemas sexuales, dificultades en la convivencia, etc.

La convivencia: el verdadero desafío

¿Qué es lo más importante para conseguir una buena convivencia?

El hecho de convivir juntos es un paso muy importante. Y algo muy especial para la pareja. Algo que implica compromiso y una gran ilusión. Sin embargo, esa convivencia también puede comprender una fuente muy común de problemas para la pareja.

Por eso, para que exista una buena convivencia el primera paso es establecer una serie de reglas o pactos. Es decir, que exista entre ambos miembros de la pareja un acuerdo sobre los temas sensibles (gastos, ahorro, responsabilidades comunes). Y por supuesto, mantener una buena comunicación, que será esencial para evitar malentendidos.

Porque aprender a convivir implica establecer juntos unas normas propias, desde la asertividad y el afecto. Cuidando siempre la forma de hacer las críticas. Cediendo. Sabiendo escuchar y poniendo esfuerzo y dedicación. De esta forma, se creará una armonía que fortalecerá y mejorará la relación, sin que el paso del tiempo haga mella en la relación.

Crisis cada 7 años: ¿Mito o verdad?

A día de hoy aún no se ha podido comprobar la veracidad o la falsedad del mito que dice que cada 7 años una pareja o un matrimonio atraviesa una crisis en su relación. 

comunicacion en la parejaLo que sí podemos afirmar es que en todas las parejas, sobre todo cuando se trata de relaciones de muchos años, se atraviesan altibajos y momentos mejores y peores. Es decir, lo normal y habitual es que surjan conflictos en la pareja en algún momento.

Está comprobado que toda relación en su inicio es idílica. Y está cargada de ilusión y de enamoramiento. Sin embargo, pasados los primeros 3 o 4 años, lo cierto es que esa fase de enamoramiento va desapareciendo poco a poco. De esta manera, se desvanece en parte esa idealización de la relación y de la pareja. Pero es normal y no tiene por qué ser un problema. Al contrario, predomina más la confianza, la complicidad. Es decir, la relación evoluciona.

Pero no todo en la vida es color de rosa. Del mismo modo, también empiezan a hacerse visibles algunos características de la otra persona que no nos agradan tanto, y de los que antes no éramos tan conscientes. Y estas cuestiones mal gestionadas pueden ser causa de problemas o crisis. 

Conflictos en la pareja: ¿Acudir a terapia es una solución?

comunicacion y confictos en la parejaPor lo general, las parejas suelen acudir a terapia de pareja cuando creen que es la última opción para que la relación funcione de nuevo.

Existe la falsa creencia que cuando ya no hay salida, entonces es momento de ir a terapia de pareja. Sin embargo, acudir a un profesional en cuanto aparece cualquier conflicto que está provocando mucho malestar. Es decir, no se trata de jugar la última carta «all in». Sino que es una buena oportunidad para poder aprender ciertas estrategias que ayudarán a mejorar la relación en las áreas problemáticas, antes de que aparezca una crisis mayor.

Del mismo modo, la terapia también puede ser una alternativa cuando una pareja intenta solucionar algún conflicto, incluso cuando ya han tomado la decisión de separarse o divorciarse.  Porque el psicólogo de pareja será de gran ayuda a la hora de tratar los acuerdos de custodia compartida, para gestionar las emociones negativas que provoca a cada uno la situación, para convertirse como padres en un «frente unido» ante los hijos (aunque cada uno haya decidido tomar caminos distintos), para no hacerse daño emocional cuando hay desacuerdos, ni hacérselo a los hijos, etc..

¿Cómo afecta un divorcio o separación a nivel psicológico?

Iniciar un proceso de divorcio o separación es una decisión que genera un gran impacto emocional. Además de temor y sufrimiento que, en muchas ocasiones, no sabemos gestionar solos. Se trata de una situación dolorosa y estresante que requiere de un nueva adaptación personal y familiar.

El proceso por el que se pasa durante un divorcio es igual que cuando pierdes a alguien querido, también es un  duelo. Un duelo donde se van a ver implicadas muchas emociones contradictorias. En el que el equilibrio emocional se desestabiliza y es posible experimentar sentimientos como tristeza, negación, miedo, rabia, culpa, impotencia, soledad, desesperación, alivio, baja autoestima, etc.. En otras palabras, puede llegar a ser una verdadera montaña rusa de emociones. 

Puede aparecer también la llamada «ansiedad de separación«: un problema psicológico frecuente que se experimenta cuando se tema separarse de la otra persona. (Nota: Este tipo de problema también puede darse cuando la separación es de un objeto muy preciado o de un animal).

La inseguridad, los celos, la angustia por no estar al lado de esa persona se apoderan de la persona que sufre la ansiedad de separación. Algunos de los síntomas más comunes son: preocupación excesiva por el otro, necesidad de estar con la otra persona y de saber dónde esta, problemas para dormir, náuseas, fatiga y dolores musculares,  cefaleas o migrañas, miedo a la soledad, entre mucho otros.

Conclusión:

Sea cual sea la decisión, tanto si la pareja quiere darse otra oportunidad, si se tienen dudas, como si se decide emprender un camino por separado, el terapeuta siempre será de ayuda y orientará y ayudará a ambos miembros de la pareja durante el proceso.

 

Autor: Equipo Clínico Instituto Barcelona de Psicología

 


Contamos con centro en Madrid y Barcelona. Puedes contactar con nosotros a través de los siguientes teléfonos: 
Madrid 📞 91 091 4383 | Barcelona 📞 93 100 4963
En caso de no poder acudir a ninguno de nuestros centros, podrás realizar la consulta por videollamada.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×