Niños y coronavirus: cómo hablar con ellos sobre la pandemia

El coronavirus, una pandemia que afecta a todos

Niños y coronavirus - Psicologos Barcelona

La situación que está atravesando el mundo entero es excepcional e inédita. La llegada de la pandemia ha obligado a gobiernos de muchos países a tomar medidas especiales y drásticas que han cambiado por completo las vidas de todos los ciudadanos. Adultos, ancianos y niños, nos estamos viendo afectados por el coronavirus teniendo que re-adaptar nuestras rutinas y viendo limitada nuestra libertad de movimientos, nuestras relaciones sociales, etc.

Sin embargo, entre esos colectivos, el de los niños es uno de los más vulnerables. A diferencia de los adultos ellos no cuentan con los recursos necesarios (por desconocimiento y falta de experiencia) para entender y enfrentarse a los efectos psicológicos y físicos que trae esta alteración de nuestro día a día.

Por eso, la labor de los padres estos días es el doble de importante. Explicar a los niños y hacerles entender qué es el coronavirus y las nuevas condiciones de vida es uno de los retos más complicados a los que se enfrentan los padres durante estos días. Pero, ¿cómo lo hacemos evitando que sientan miedo y ayudándoles a mantener la calma?

Cómo hablar con los niños sobre el coronavirus

A rasgos generales, nuestros psicólogos hacen hincapié en la importancia de hablar siempre desde la calma para conseguir tranquilizar a los niños y evitar que desarrollen un miedo o temor irracional ante la situación. También hay que tener en cuenta sus capacidades cognitivas, es decir, adaptar el mensaje a su lenguaje de tal forma que consigan entenderlo fácilmente. 

A continuación os explicamos algunas estrategias más concretas que pueden servir de ayuda a la hora de tratar el tema con los más pequeños.

1. No evitar hablar del coronavirus

niños y coronavirus - psicologos barcelona

La información sobre el virus está por todos lados: constantemente en los telediarios, programas televisivos, periódicos, etc. Es algo sobre lo que los niños ya han oído hablar en sus entornos, incluso antes de la proclamación del estado de alarma. Por lo que de alguna forma ya son conscientes de que algo está pasado.

En este sentido, no se debe tener miedo a tratar el tema directamente con ellos y eludirlo solo hará que aumente la preocupación entorno a él. Además, al tener el control sobre la conversación, tenemos la oportunidad de definir qué datos transmitir a los niños, el modo de hacerlo y el tono emocional de los mensajes. “Usted se encarga de informarse y de filtrar las noticias que les llegan a sus hijos”, explica la doctora Janine Domingues, psicóloga infantil del Child Mind Institute. Es la mejor forma de que los pequeños reciban una información veraz y controlada que les ayude a sentirse seguros y protegidos.

2. Adaptar los mensajes al nivel cognitivo de los niñosniños y coronavirus - psicologos barcelona

Es importante dosificar la información y no abrumarles con demasiados datos. Asimismo hay que evitar una excesiva complejidad en los mensajes, es decir, han de ser sencillos para que sean entendidos y asimilados fácil y correctamente.

3. Permitir que hagan preguntas y se expresen

La mejor forma de abordar un tema como el coronavirus es permitir que los hijos hagan preguntas y presenten sus dudas en relación a la información que han recibido. Es decir, escucharles y responder y solventar esas dudas les tranquilizará y les hará sentir que tienen un mayor control. Es importante también recalcar en este punto que dichas respuestas han de ser lo más claras y sinceras posible.

niños y coronavirus - psicologos barcelonaDel mismo modo es crucial hacerles ver que pueden acudir a los padres ante cualquier pregunta nueva que surja y que siempre se les mantendrá informados de las novedades. “Hágales saber que los canales de comunicación siguen abiertos”, agrega la doctora Domingues. «Puede decir que, aunque no existen respuestas para todas las preguntas por ahora, cuando se sepa más, se lo va a contar”.

4. El lenguaje ha de ser tranquilizador

Si el tono y el contenido de los mensajes son positivos, la información también será percibida como tal. Se deben enfocar los mensajes de tal forma que sientan el menor peligro y miedo posibles. Por lo tanto, es útil explicarles el bajo riesgo de contagio que corren, la levedad de la sintomatología en caso de  contagiarse, etc.

niños y coronavirus - psicologos barcelona

5. Controlar también el lenguaje corporal

El lenguaje corporal ha de ir en consonancia con el verbal. Es decir, si se pretende transmitir mensajes tranquilizadores es crucial que la expresión facial no denote preocupación, tristeza o miedo y que, por el contrario, trasmita serenidad y seguridad.

Del mismo modo, conviene evitar hablar con ellos en momentos de ansiedad o pánico. «Cuando sienta mucho pánico o ansiedad, evite hablar con niños acerca de lo que está ocurriendo con el coronavirus”, advierte la doctora Domingues. Los niños son mas sensibles a los estímulos y captan el lenguaje corporal con mayor facilidad. Por lo que, en estos casos, se recomienda tomarse un momento para recobrar la calma y entonces retomar la conversación.

6. Recordar y recalcar las medidas de prevención

El doctor Jamie Howard, psicólogo infantil, señala: “Los niños se sienten seguros cuando saben qué hacer para protegerse”. Por lo tanto, se debe recordar a los niños cómo se trasmite el virus y qué medidas hay que adoptar para protegerse lo máximo posible. Explicarles que deben lavarse las manos con frecuencia y cómo deben hacerlo, que han de evitar tocarse la cara en la medida de lo posible, etc. Así sentirán que tienen la capacidad de protegerse a sí mismos, lo que disminuirá su sensación de peligro.

7. Mantener la normalidad y su rutina

“A nadie le gusta la incertidumbre. Por eso, continuar con la rutina y la previsibilidad será de mucha ayuda en este momento”, aconseja la doctora Domingues. El día a día de los niños se ha visto afectado en el sentido de que han dejado de ir al colegio o a la guardería, lo que desbarajusta su rutina y les genera incertidumbre. Por lo tanto, mantener sus actividades diarias en la medida de lo posible les ayudará a sentir normalidad. Se recomienda, por lo tanto, establecer unos horarios para hacer ejercicios de clase, comer, cenar, dormir, etc.

En general, los niños son un grupo más vulnerable en este tipo de situaciones, por lo que es muy importante protegerles y otorgarles los recursos necesarios para enfrentarse y controlar sus sentimientos. Los adultos somos sus referentes y la forma en que nos comportamos determinará la forma en que ellos se comportan. Por es crucial ser el mejor ejemplo que pueden tener.

Autor: Equipo Clínico Instituto Barcelona de Psicología


Contamos con centro en Madrid y Barcelona. Puedes contactar con nosotros a través de los siguientes teléfonos: 
Madrid 📞 91 091 4383 | Barcelona 📞 93 100 4963
En caso de no poder acudir a ninguno de nuestros centros, podrás realizar la consulta por videollamada.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×